Funcionalidades y elementos básicos para gestionar la infraestructura en la nube

La infraestructura en la nube ha sido una tendencia tecnológica revolucionaria para empresas de todos los tamaños y en prácticamente todas las industrias. Se ha convertido en un componente central de un ecosistema moderno y una estrategia efectiva de integración de aplicaciones. 

En lugar de invertir en hardware costoso, el cual debes administrar, gestionar, actualizar, vigilar y mantener un centro de datos interno, las empresas están recurriendo a proveedores de servicios en la nube como Google Cloud Platform para obtener una infraestructura flexible que brinde recursos informáticos, de redes y almacenamiento

Pero, ¿qué debe tener en cuenta tu organización al seleccionar y gestionar una infraestructura de computación en la nube que se adapte mejor a tu ecosistema empresarial? Aquí te lo contamos.

Elementos básicos de la infraestructura en la nube 

Repasemos brevemente los elementos básicos de la infraestructura en la nube, para, seguidamente poder entrar de lleno a los niveles y funcionalidades según las necesidades de tu empresa.

Hardware: La parte de computación de la infraestructura se gestiona mediante racks de servidores para brindar servicios en la nube para varios clientes o socios.

Virtualización: La virtualización dentro de la infraestructura en la nube crea una plataforma virtual para proporcionar sistemas y software a varias máquinas al mismo tiempo y también permite compartir una única instancia física de recursos, serie de elementos o una aplicación con varios usuarios.

Las virtualizaciones en la nube también gestionan la carga de trabajo transformando la informática tradicional y haciéndola más escalable, económica y eficiente.

Almacenamiento: una infraestructura en la nube probablemente necesitará un almacenamiento considerable, a menudo utilizando una combinación de discos duros y almacenamiento flash.

Red: para transferir datos de forma externa, así como entre la computadora y los sistemas de almacenamiento, esta parte de la infraestructura se basa en enrutadores y conmutadores.

Tipos de computación en la nube 

Dentro del funcionamiento propio del almacenamiento en la nube, hay distintos tipos de opciones que podemos emplear para diversas tareas o proyectos. Algunas de ellas son:

Nube pública vs. Nube privada 

Una infraestructura en la nube se ofrece en tres métodos: privado, público e híbrido. Cada uno ofrece una cantidad variable de seguridad, control y administración.

Nube Privada: con una arquitectura de nube privada, el servicio se realiza de forma interna y local. Los recursos se comparten internamente entre los usuarios para un alto nivel de control y seguridad de los datos confidenciales. 

Este método a menudo es más utilizado por empresas por grandes o cuando la información administrada por la empresa es altamente sensible. Esto le permitirá operar de manera efectiva su propio centro de datos en la nube si cuenta con el presupuesto para financiarlo.

Una nube privada tiene sentido, por ejemplo, si el negocio de una empresa gira en torno a una aplicación y sus datos.

Nube Pública: una arquitectura de nube pública es un servicio proporcionado, administrado y mantenido fuera del sitio a través de Internet. 

Este método puede ayudar a agilizar los flujos de trabajo y la colaboración en aplicaciones con muchos usuarios (correo electrónico y aplicaciones de chat, por ejemplo), haciendo que compartir recursos sea más eficiente. 

Nube Híbrida: una arquitectura de nube híbrida incluye una combinación de ofertas de nube pública y privada. 

Esta oferta proporciona eficiencia con una nube pública y seguridad con una nube privada. Una nube híbrida tiene más sentido, por ejemplo, si una empresa quiere habilitar una aplicación SaaS mientras prioriza la seguridad. Por lo tanto, el proveedor de SaaS crearía una nube privada dentro de su firewall.

niveles y tipos de nubes

Niveles del cloud computing 

En general, existen tres modelos cuando se trata de servicios en la nube: SaaS (software como servicio), PaaS (plataforma como servicio) e IaaS (infraestructura como servicio). Cada servicio tiene distintos niveles de beneficios y diferencias.

SAAS 

Software as a Service (también conocido como servicios de aplicaciones en la nube), es el tipo de servicio en la nube más utilizado. Popular para los negocios, ya que las empresas que ofrecen SaaS brindan una sólida experiencia al cliente a través del intercambio de información y servicios.

SaaS quita una gran parte de la carga al equipo de IT de la empresa, empleando Internet para proporcionar aplicaciones y servicios.

Este modelo elimina la necesidad de que los clientes descarguen cualquier software. Con SaaS, un proveedor de nube administra completamente toda la oferta: aplicaciones, datos, tiempo de ejecución, middleware, sistemas operativos, servicios, almacenamiento, redes y virtualización. 

PAAS 

Platform as a Service otorga una asistencia comparable a SaaS, pero en cambio ofrece una plataforma para crear software. 

El método PaaS se gestiona a través de Internet, lo que brinda a los equipos de IT la capacidad de diseñar software sin preocuparse por otros aspectos de hardware o almacenamiento. 

Con PaaS, el proveedor de la nube se hace cargo de la mayor parte del servicio, incluido el tiempo de ejecución, el middleware, los sistemas operativos, los servidores, el almacenamiento, las redes y la virtualización. Por lo tanto, la empresa solo debe preocuparse por administrar sus aplicaciones y datos.

IAAS 

Infrastructure as a Service ofrece el mayor control interno, lo que permite el acceso y el mantenimiento directo a la mayoría de los recursos de la nube. 

IaaS está ampliamente automatizado y es escalable, ya que los clientes pueden comprar recursos según los necesiten sin depender del hardware interno. 

Con IaaS, los servicios en la nube son administrados principalmente por una empresa, incluidas las aplicaciones, los datos, el tiempo de ejecución, el middleware y los sistemas operativos. Pero el proveedor de la nube es responsable de los servicios, el almacenamiento, la infraestructura, las redes y la virtualización.

Principales funcionalidades 

Los argumentos a favor del uso de la nube solo se fortalecen a medida que la tecnología continúa mejorando. Por lo tanto, existen algunas funcionalidades obvias, pero claves al migrar a una infraestructura en la nube que ayuda a las empresas a optimizar los procesos comerciales. Aquí te las mostramos.

Almacenamiento 

Las empresas utilizan el almacenamiento en la nube para almacenar documentos y compartirlos con otros colaboradores desde cualquier dispositivo. 

Ayuda a preservar sus documentos y archivos importantes y, al mismo tiempo, le brinda a los empleados una mejor oportunidad de colaborar en un proyecto a través del intercambio eficiente de datos. 

Además, es más barato y seguro que los medios de almacenamiento físicos, reduciendo los costos de energía infraestructura y mantenimiento.

Gestión de bases de datos 

La mayoría de los centros de datos utilizan una variedad de herramientas de IT para la administración de sistemas, seguridad, atención al cliente, facturación y bases de datos, entre otros. Y estos funcionan con servicios de administración en la nube y APIs abiertas para integrar los sistemas de operación, administración y mantenimiento existentes. 

Un servicio en la nube moderno debe admitir la infraestructura existente de una base de datos en constante actualización, así como aprovechar el software y la virtualización para implementar automatizaciones, triggers, alertas y demás elementos funcionales que nos brindan las nuevas tecnologías.

Control de proveedores 

Las circunstancias económicas actuales impulsan la demanda de un modelo más eficaz de entrega de aplicaciones y servicios informáticos. 

La industria de la cadena de suministro es primordial para la infraestructura en la nube debido a la gran cantidad de socios y proveedores que deben colaborar para fabricar productos en esta era.

Las cadenas de suministro de hoy en día están muy fragmentadas con brechas de información que hacen que sea casi imposible compartir data con proveedores y socios comerciales. 

Las empresas necesitan plataformas tecnológicas que les permitan visualizar un producto en cada etapa de su ciclo de vida, en tiempo real, desde las materias primas hasta la entrega al cliente final.

equipo de trabajo con servidor en la nube

Desarrollo web y web hosting

El alojamiento en la nube hace que las aplicaciones y los sitios web sean accesibles mediante recursos en la nube.

 A diferencia del alojamiento tradicional, las soluciones no se implementan en un solo servidor. En cambio, una red de servidores en la nube físicos y virtuales, todos conectados, alojan la aplicación o el sitio web, lo que garantiza una mayor flexibilidad y escalabilidad.

Las aplicaciones y soluciones web se implementan en una red en la nube en lugar de en un único servidor local.

Las principales ventajas de estas funciones es que los recursos se adaptan a las necesidades del usuario, las organizaciones solo pagan por los recursos que utilizan y las soluciones se automatizan y controlan mediante API, portales web y aplicaciones móviles.

Servicios de software 

Una infraestructura en la nube virtualiza todos los componentes de un centro de datos. La administración de software permite que los usuarios finales puedan implementar y administrar fácilmente infinitos procesos.

La gestión de software debe contener mantenimiento de recursos, garantías, ciclos de facturación y estar actualizada a regulaciones. 

Una vez implementados, los servicios de software ayudan a crear políticas y protocolos para los datos y los flujos de trabajo, a fin de garantizar que sean completamente eficientes y que los procesos se actualicen hacia los sistemas en la nube.

Beneficios de contar con Google Cloud Platform en tu empresa 

Google Cloud Platform te permite desde desarrollar aplicaciones y experiencias con menor uso de recursos, hasta agilizar los procesos de desarrollo gracias a la integración de software libre y entornos híbridos en la nube.

Optimizar los procesos e innovar en los sistemas de colaboración y trabajo en equipo garantizando la seguridad de los datos e información, esto te permite desarrollar procesos efectivos y a bajo costo.

Así, entre sus principales beneficios tenemos:

Reducción de costos 

Google Cloud Platform (GCP)  elimina o reduce en gran medida los gastos operativos de una empresa que configura y administra su propio centro de datos. 

Asumir este proceso internamente comienza a ser desfavorable en la actualidad con todo el hardware, software, servidores, facturas de energía, personal extra de IT, sin contar las actualizaciones y pagos extra que vienen junto con esta configuración multifacética, que podría poner en alto riesgo el desempeño de tu área.

Con GCP una empresa simplemente contrata para la administración de múltiples sistemas a un solo proveedor, y solo paga por los servicios y capacidades necesarias.

infraestructura en la nube para gestión empresarial

Rendimiento y productividad

Los centros de datos necesitan altos niveles de capacidad, visibilidad e informes en tiempo real en entornos de nube para garantizar el cumplimiento.

Sin informes y visibilidad sólidos, la gestión del rendimiento del sistema, el servicio al cliente y otros procesos es casi imposible. Y para ser totalmente fiables, las infraestructuras en la nube deben funcionar independientemente de uno o más componentes defectuosos. 

El mundo empresarial actual, con limitaciones de recursos y costos, requiere que los ejecutivos y gerentes de IT encuentren constantemente nuevas formas de innovar, y el potencial que ofrecen los servicios de infraestructura en la nube siguen siendo muy atractivos.

Confiabilidad

La confianza es un factor crítico en la nube, y en la práctica actual, depende en gran medida de la percepción de la reputación de los proveedores de los servicios de almacenamiento.

Google Cloud Platform emplea los máximos estándares de seguridad de la industria informática, cumpliendo rigurosos protocolos de seguridad, como la protección de información en capas progresivas y la encriptación de datos, lo cual garantiza un excelente manejo de datos para que la información esté íntegra y disponible cuando la necesites.

Conclusión

La infraestructura en la nube se ha convertido en un paradigma destacado de la prestación de servicios informáticos y de IT.

Para salvaguardar la nube, los servicios deben garantizar que los datos y las aplicaciones estén seguros al mismo tiempo que brindan acceso sólo a aquellos que están autorizados.

La evolución e investigación futura de esta tecnología se centrará en marcos formales para potenciar la confianza, efectividad, y rapidez de los procesos, incluidos nuevos modelos, lenguajes y algoritmos.

En Nuva te ofrecemos una amplia gama de herramientas, asesoría, consultoría, y acompañamiento, para que puedas construir una infraestructura en la nube que le brinde los mejores beneficios a tu empresa. Contáctanos.

Previous Post

Ciberseguridad Empresarial: Guía Básica

Next Post

Cómo aplicar una estrategia de DevOps en tu empresa

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to top